lunes, 4 de abril de 2016

NUEVA PLANTA DE PROCESAMIENTO DE RESIDUOS PATÓGENOS.

En el marco de las políticas de Estado en materia de salud y cuidado del medio ambiente, el gobierno provincial dejó inaugurada este lunes, en horas de la mañana, la planta de procesamiento de residuos patógenos, ubicada en el parque industrial.La planta cuenta con tecnología de avanzada y permitirá a futuro tratar todos los residuos patógenos de la provincia. En esta primera etapa se trabajará con los hospitales Vera Barros y de la Madre y el Niño. El acto fue encabezado por el gobernador Sergio Casas, quien estuvo acompañado por el vicegobernador Néstor Bosetti y el responsable de la empresa Iraola y Cía., que tiene a su cargo la planta, Marco Iurcovich.El mandatario destacó que se trata de una planta de características únicas en el país, pero remarcó que más allá de políticas y funcionarios, todos y cada uno de los ciudadanos debemos asumir un compromiso en el cuidado del ambiente. En este aspecto, Casas puso en valor el diálogo que mantuvo con los vecinos, que se llegaron al lugar con importantes dudas acerca del funcionamiento de la planta y no solo fueron respondidas, sino que se los invitó a ser parte del proceso de control del funcionamiento de la planta. “Vamos a instruir a los funcionarios para que hagan un permanente control y pedimos a la empresa que siempre tenga las puertas abiertas para quien tenga alguna duda. Vamos a ofrecer la mayor de las transparencias para este proceso”. En la oportunidad estuvieron presentes también la diputada nacional Teresita Madera; el ministro de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo; el secretario de Ambiente, Santiago Azulay; diputados provinciales y autoridades del Ejecutivo Provincial; el viceintendente de la Capital, Felipe Álvarez; y el secretario de Servicios Públicos de la comuna capitalina, Alejandro Busso; entre otros. El ministro de Planeamiento e Industria resaltó que esta planta no solo reúne todos los protocolos exigidos por las condiciones de bioseguridad, sino que marcará un antes y un después en materia de medio ambiente en la provincia y agregó que “estamos pensando el desarrollo en términos estratégicos y en términos de futuro, en esta primera instancia se va a procesar y tratar con observancia de los protocolos y las normas internacionales establecidas a tal efecto, todo lo que tiene que ver con los residuos patógenos de los establecimientos de salud más importantes de la provincia, como el hospital Vera Barros y el de la Madre y el Niño, pero también está previsto ampliar paulatinamente la prestación de servicios a todo el espectro de los prestadores y efectores, públicos y privados, de la ciudad Capital, incluso también lo que generen las veterinarias”. El funcionario señaló que desde el Ministerio y con el aporte de la Secretaría de Ambiente, se está trabajando con lo que tiene que ver con la reglamentación de los procedimientos de bioseguridad en la materia. “Será necesario establecer un ámbito de control y fiscalización, para mayor tranquilidad de los vecinos del barrio, para que esto se haga con la mayor transparencia, seguridad y efectividad que este tipo de residuos amerita”. “En una segunda etapa está previsto tratar y procesar todos los residuos del interior provincial, por lo que este es un proyecto de medio y largo plazo, el medio ambiente es una política de Estado en la provincia, esto lo demuestra acabadamente”, indicó y también puntualizó que en esta planta, ubicada en el parque industrial, “se tiene previsto el procesamiento y tratamiento de residuos industriales, que son fuente de contaminación”. Galleguillo enfatizó que se respetan las normas emanadas del Ministerio de Salud de la Nación, del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, y está ajustado al protocolo del Cambio Climático, la cumbre de Kyoto y la última conferencia realizada en París. “Estamos dando un paso gigantesco como provincia, que nos tiene que conducir a la obtención de una jurisdicción del bono verde, seremos una provincia que se sumará al selecto grupo de provincias del país, que tiene la posibilidad de hacer un tratamiento y con la más alta tecnología disponible”. “Esta tecnología también tendrá una innovación local, ya que los residuos que terminen tratándose tendrán un uso local en otras aplicaciones”, remarcó. En tanto que Marco Iurcovich, de la empresa Iraola y Cía., expresó que se trata de un procedimiento original, amigable con el medio ambiente, aprobado por el Banco Mundial, totalmente seguro con el 99,9% de eficiencia en el tratamiento de estos residuos, no contamina en absoluto, ni en líquidos ni aire. La planta también cuenta con innovación de tipo vial, es el primer proyecto del país que investiga la migración de materiales tradicionales provenientes de cantera, y beneficia y fomenta la creciente industria pecuaria de la provincia, resolviendo barreras relacionadas con la ingeniería del proyecto, ya que brinda una alternativa de tercerización segura de tratamiento de residuos sólidos. En los impactos ambientales globales, este tipo de proyecto es propicio para que la provincia pueda acceder a los convenios internacionales de fomento al cuidado del ambiente, como son los bonos de carbono o bonos verdes. El sistema ofrece incentivos económicos para que empresas privadas contribuyan a la mejora de la calidad ambiental.
Publicar un comentario