martes, 5 de julio de 2016

CON LAS OBRAS DE VIVIENDAS SE RECUPERARÁN 1.000 PUESTOS DE TRABAJO.

El ministro de Infraestructura Juan Velardez anunció a representantes de la Cámara de la Construcción y de la UOCRA, que el acuerdo firmado por el gobernador Sergio Casas con el ministro del Interior Rogelio Frigerio para la construcción de más de 1.300 viviendas nuevas en la provincia, permitirá la reactivación de alrededor de 2.500 puestos de trabajo, de los cuales 1.000 se reincorporarán en julio. El funcionario mantuvo una reunión con Jorge Feryala, de la Cámara de la Construcción y Juan Vargas y Gustavo Miranda (UOCRA) en la que brindó precisiones sobre cómo se avanzará en La Rioja en los próximos meses con la obra pública. En la primera semana de agosto se licitará la construcción de 508 unidades habitacionales. En el encuentro, que se realizó esta mañana en dependencias del Ministerio de Infraestructura, también estuvo presente el administrador de Vivienda Diego Rivero. Velardez dijo a la prensa que “tras la firma del acuerdo del gobernador Casas en la Capital Federal para la construcción de 831 nuevas viviendas y otras 508 para licitar, era importante reunirse con los actores principales como son la UOCRA y la Cámara de la Construcción. Sostuvo que “en esto estamos luchando todos por lo mismo que es la reactivación de la obra pública y el trabajo de los riojanos”. Destacó que al cabo de la reunión “quedamos de acuerdo en algunos lineamientos básicos para afrontar esta buena noticia, sobre la reactivación de la construcción, como así también, las que tendremos en el resto el año, a lo que hay que sumar el compromiso de todos, de las empresas y de los trabajadores”. Repasó que “en la actualidad unos 600 obreros de la construcción están incorporados al sistema producto del plan de reactivación de obras de la provincia, que en su momento anuncio el gobernador”. “Veníamos de estar sin actividad hasta unos dos meses atrás”, dijo el ministro y señaló que “esperamos llegar a los mil en julio, en las obras que están en ejecución e incorporar los que hagan falta para afrontar la construcción estas 800 viviendas nuevas más las 508 a licitar en la primera semana de agosto”. En tanto, en relación a la situación contractual con el sector de la construcción, el ministro destacó que a la fecha “tenemos más del 90 por ciento de la deuda saldada (fue logrado en los últimos dos meses), con los certificados que tenían presentados las empresas, cuyos pagos se habían demorado desde agosto del año pasado”. Agregó que “esto ha permitido reactivar una parte de la actividad con 600 obreros trabajando, previendo avanzar con el resto de los pagos para incorporar unos 400 a 500 obreros más para llegar a julio con un nivel de mil personas trabajando en el sector”. Velardez sostuvo que en días más se firmarán los contratos para la construcción de 831 viviendas, por lo que las empresas podrán comenzar con las nuevas obras y se realizará el llamado a licitación de 508 para la primera semana de agosto. De tal manera que “el segundo semestre del año nos va a encontrar con una situación mucho más favorable de la que venimos soportando en los últimos seis o siete meses”. Precisó que “las obras a reactivarse serán todas las del interior de la provincia, teníamos 1.600 paralizadas de las cuales nos está faltando reactivar unas 800, a lo que habrá que sumar las 831 nuevas (inicio de obra)”. Dijo que las 800 a reactivar, que actualmente tienen distinto grado de avance (algunas les resta un 10 por ciento y otras un 70 por ciento, más las 831 nuevas y las 508 a licitar, son más de dos mil viviendas a construirse. Jorge Feryala, de la Cámara de la Construcción, expresó que “las obras que estaban paralizadas o con ritmo bajo se logró reactivar, mediante un índice que publica Nación más un apoyo importante por parte del gobernador Sergio Casas, obteniendo un precio razonable (en el costo final de la vivienda), permitiendo dar continuidad a las 800 a 900 viviendas paralizadas y poder lograr mil puestos de trabajo hasta fines de julio. Mientras que sobre las 831 viviendas producto de un trabajo importante con las autoridades del gobierno, principalmente el ministro Juan Velardez y el administrador de Vivienda Diego Rivero, “se logró un convenio con el máximo financiable por la Subsecretaría de Vivienda de la Nación” y puntualizó que “la reactivación de la obra pública permitirá la continuidad del trabajo de obreros nucleados en unas 20 empresas”. En tanto el dirigente Juan Vargas (UOCRA) reflejó que “después de haber estado parados siete u ocho meses parados (sin labor activa de los trabajadores de la construcción) este es un día de fiesta porque volvemos a estar en lo que nos gusta que es el trabajo”. Dijo además que desde abril hay una actualización en los valores que debe percibir un trabajador, para tener una nueva variación en setiembre.
Publicar un comentario