lunes, 4 de julio de 2016

EL GOBIERNO APUNTA A FORTALECER LAS COOPERATIVAS ANTE LA CRISIS.

Unas 300 cooperativas hay en la Provincia y medio centenar en formación, lo que evidencia el crecimiento del sector. El desafío es fortalecerlas en capacitación, maquinarias, insumos y gestión de recursos, como las cooperativas de trabajo, paralizadas por falta de obra pública. El objetivo es poner la mirada en sus valores de equidad, solidaridad e igualdad de oportunidades. Así se expresó el subsecretario de Economía Social de la Provincia, Guido Varas, en el marco del Día del Cooperativismo que se celebra hoy. Consultado sobre las políticas que se están aplicando en el marco del nuevo Gobierno provincial y nacional, respondió que “con la gestión del gobernador Casas, en los pocos meses que llevamos, podemos decir que está definida y en funcionamiento, pero a nivel nacional el panorama para la Provincia cambió diametralmente, con las medidas económicas, la inflación y el impacto de las tarifas energéticas, entre otras”. “También hicimos un relevamiento en conjunto con el INAES (Instituto Nacional de Economía Solidaria), para compartir una base de datos común y si bien las matrículas vigentes coinciden, hemos detectado muchas cooperativas que no cumplieron con las normas de los balances y asambleas. Como no queremos que el sector decaiga por estos impedimentos domésticos, vamos a colaborar y ayudarlos a ponerse al día para que la matrícula siga vigente”, agregó. El relevamiento “permitió conocer que hay más de 300 cooperativas en la Provincia, de las cuales la gran mayoría pertenecen al sector agropecuario y tienen una impronta natural como ocurre en Chilecito, también están las nuevas cooperativas orientadas hacia el turismo que se desarrolló en los últimos años en la zona del Valle del Bermejo, que están trabajando muy bien”. Otra situación es la del sector textil porque surgieron como efecto de la crisis del 2001, cuando muchas fábricas cerraron y los trabajadores recuperaron esas empresas. “El Gobierno en los últimos años les dio impulso y ayudó al rubro textil en La Rioja y se generaron cooperativas en el interior a través de los municipios como Campanas y Pituil que están a la espera de sus matrículas y nosotros desde el Estado queremos seguir presentes para que esa red prospere y brinde producción y trabajo”. “Apostamos -precisó Varas- no sólo a la organización sino también a la producción, a la vinculación con el sector privado y a la comercialización para que sean viables. Por eso, el Programa de Fortalecimiento a Cooperativas y Mutuales que hemos puesto en marcha no sólo apunta a que presenten los balances, sino también a crear una línea de financiamiento para compra de material, insumos, donación de maquinarias y lógicamente la capacitación”. En cuanto a la comercialización, señaló que “ahora se están vinculando con otros puntos del país a través de otras empresas reconocidas, pero es importante tener una marca colectiva propia en las textiles, y brindar un producto de calidad y de fácil acceso”. En ese aspecto “el INAES tiene una fuerte impronta en hacer conjugar y socializar en el marco nacional a las cooperativas fuertes, para llegar al interior y que su producción pueda ser comercializada en todo el país, estamos haciendo un trabajo de interacción con el organismo nacional”. También analizó la situación de las cooperativas de trabajo “impulsadas por el anterior Gobierno nacional, en torno a la construcción de viviendas e infraestructura básica primaria en el interior, pero con el cambio de gobierno prácticamente están paralizadas por la falta de recursos. Hará falta un nuevo impulso a la obra pública para beneficiarlas”. Consideró que el sector cooperativo “tiene que ver con una dinámica y un desarrollo de la Provincia, a través de valores propios como la solidaridad y la ayuda mutua, por lo que hoy son más necesarias que nunca para ayudar al crecimiento económico de la Provincia. En muchos casos cobran un rol sustancial en algunos rubros y no sólo están para superar las crisis”. Varas ve con optimismo la aparición de nuevas cooperativas en la Provincia, porque “hay entre 40 y 50 en estado pre cooperativo, eso indica una fuerte señal del crecimiento del sector, algunas del rubro agropecuario, producción, servicios, fábricas ligadas al cuero, estacionamiento medido formadas por trabajadores que fueron parte de alguna empresa y hoy con el impulso propio, deciden conformarse en cooperativas”. Puso de ejemplo Chilecito, donde los trabajadores de una empresa que se trasladó a otra provincia “de manera rápida, han reaccionado y hubo un principio de unión que los llevó a conformarse en una cooperativa. Eso tiene que ver, que, como Estado, estamos presentes en todo el proceso”. Varas consideró que en este momento “son necesarias las cooperativas -más que nunca- no para la salvación sino para ayudar al crecimiento económico de la Provincia en toda la línea de producción”. Recordó que en cooperativismo escolar hay un convenio con el Ministerio de Educación, porque tanto la ley provincial y nacional son coincidentes en enseñarlo en la escuela y La Rioja es pionera en ese sentido. En ese marco, ayer se rindió homenaje a Lucía “Chichi” Zamora, una reconocida dirigente del sector, por lo que nosotros ahora vamos a darle más impulso . “El cooperativismo escolar apunta a que los estudiantes se constituyen en la primera línea de aprendizaje y los docentes tienen que estar capacitados para que el sector educativo acompañe al sector productivo con pasantías, para lo que contamos con el aporte del IRS (Instituto de Responsabilidad Social)”, agregó. “Como parte del Gobierno provincial y en particular del sector cooperativo, aspiro a terminar mi gestión con la reglamentación de la ley de Fomento Cooperativo y la ley de Economía Social, superadora de la primera y en las que nuestros técnicos ya están trabajando”, concluyó.
Publicar un comentario