martes, 19 de julio de 2016

EL OBISPO MANIFESTÓ SU PREOCUPACIÓN POR EL CRECIMIENTO DE LA POBREZA.

El obispo Marcelo Colombo se refirió a las medidas de ajuste adoptadas por el gobierno nacional, y como desencadenante la pobreza que acarrean.“Me preocupa la situación social” dijo el obispo Marcelo Colombo al ser consultado sobre las medidas de ajuste adoptadas por el gobierno nacional. Al respecto habló del impacto que ha sufrido “la canasta familiar, planes que han sido sustituidos, y nuevos asentamientos en la ciudad”.Refiriéndose puntualmente al tarifazo energético resaltó que en la medida nacional faltó “gradualismo,progresión y una adecuada consulta a la sociedad”. “En el merendero que tenemos en la parroquia del Padre David ha crecido el número de familias que asisten a buscar su viandita”, comentó, al tiempo que aportó que existen “restricciones de gastos” lo que lleva a la necesidad de “ayudarnos un poco más”. Refiriéndose a la situación social de los vendedores ambulantes, aclaró que nunca les prohibió a los manteros que se encadenen en las rejas de la catedral.Asimismo habló del caso López expresando: “esto repercute en la Iglesia como a una familia le afectan los males de cada uno de sus miembros, pero creemos que es mucho más el bien que hace la Iglesia y la labor social que desempeña”. Finalmente se refirió a las declaraciones del padre Omar Quinteros, quien había calificado, entre otros adjetivos, de “momia viviente” a Carlos Menem. “Todas las personas tienen opiniones y respetamos que las digan, después podemos estar de acuerdo o no”, respondió al respecto.
Publicar un comentario