viernes, 26 de mayo de 2017

EL SINDICATO DE EMPLEADOS DE VIVIENDA GRAFICÓ UN DURO PANORAMA PARA LA OBRA PUBLICA.


Estamos muy preocupados”, dijo José Valdés secretario General del gremio SEVILaR (Sindicato de Empleados de Vivienda de la provincia de La Rioja), en relación a la paralización de la obra pública en la provincia. “Ahora estoy preparando un escrito para publicar de acuerdo lo tratado en la reunión que hemos tenido y de acuerdo al compromiso que hemos asumido”, adelantó luego de que el ministro de Infraestructura, Juan Velardez; el administrador de Vivienda, Diego Rivero, el subadministrador, Hugo Vera y el secretario de Obras Públicas, Ariel Andrade recibieran a representantes de S.E.V.I.L.A.R., UOCRA, Cámara de la Construcción y el Centro Comercial e Industrial. “El escrito no va a ser otra cosa que graficar lo que está pasando en la realidad”, apuntó el secretario General del gremio SEVILaR, en relación al “deterioro de la obra pública”. En este sentido resaltó que el hecho de que la Nación pretenda "disminuir la inflación, bajando el déficit fiscal a cualquier costo," al sector le está constando fuentes de trabajo. En esa línea aportó que “en este nuevo plan nacional de vivienda se reduce la obra pública dos tercios; entonces vamos a quedar en 500 ó 600 viviendas por año en la provincia, lo que va a hacer desparecer empresas riojanas y provocar pérdidas de fuentes de trabajo”, advirtió. “Si tenemos 2 mil viviendas, tenemos dos mil puestos de trabajo”,advirtiendo que la realidad de algunas provincias y la Capital Federal es distinta a la de La Rioja, en relación a la bancarización de la vivienda. Finalmente aclaró que actualmente Nación no ha lanzado un programa de viviendas en la provincia, ya que las más de 1300 viviendas que se están ejecutando estaban previstas que se construyan desde el 2015 por el gobierno anterior.
Publicar un comentario