martes, 21 de junio de 2016

LA DISCRIMINACIÓN, LA XENOFOBIA Y EL RACISMO.

Así lo expresó el secretario de DD HH de la provincia, Delfor "Pocho" Brizuela en virtud de la discusión planteada días pasados, en el seno de la legislatura provincial referida a conceptos que habría vertido un legislador del bloque oficialista, en el debate referido a la entrega de lotes para familias humildes, donde se habría deslizado una odiosa comparación y prioridad entre nativos y bolivianos. “Más allá de las "chicanas" políticas, lo que revela esta situación dolorosa, es que aún perviven estereotipos y pautas culturales xenófobas y discriminatorias en la sociedad y en los que ejercen la representación popular”, manifestó Brizuela. A su vez sostuvo que “la gravedad es que democracia y discriminación, de cualquier índole, son contrarios e incompatibles entre sí”. Para el funcionario la democracia es aceptación del otro distinto como adversario con quién confrontar pero sin anular, ni marginar, ni excluir. Por eso advirtió, que estos tipos de expresiones, no se deben naturalizar ni dejar pasar. E instó a tomar conciencia de lo que “nos falta aprender” para hacer realidad una convivencia democrática, con las tensiones propias del debate y la discusión, pero sin discriminaciones, xenofobia y racismos que “son antítesis” de una sociedad abierta e inclusiva que queremos construir.

Prensa y Difusión
Secretaría de Derechos Humanos
San Martín N° 117- 7° Piso "G" y "H"
Publicar un comentario