jueves, 30 de junio de 2016

YA SE TRABAJA EN EL CIERRE DEL ZOOLÓGICO.

El intendente Alberto Paredes Urquiza informó en la mañana del martes, la decisión política de transformar el Parque Faunístico Yastay, en un "Centro de Preservación y Rescate de especies". Además detalló que en el segundo semestre se comenzará con la construcción del hospital para animales que estará ubicado en el predio del parque. En la sala de situación municipal se encontraban presentes el Intendente Alberto Paredes Urquiza,; los concejales Diego Narváez y Andrés Cejas; el secretario general Heber Sirerol; la secretaria de Ambiente, Romina Bruculo; la directora del Zoológico, Gisela Paredes; la directora de Protección Animal, Adelina Bianchini; el director de Políticas Ambientales, Mariano Dellepere. Como así también miembros de asociaciones y ONG que trabajan en defensa de los animales. El proyecto contempla que se trabajará en la liberación y traslado de las especies que no son autóctonas de la zona, y propender a la construcción de un Centro que asista y contenga a los animales que sufren por la caza indiscriminada. El jefe comunal Alberto Paredes Urquiza respondiendo a una demanda social y tal como lo anticipó en su plataforma de gobierno, manifestó “consideramos que el lugar debe convertirse en un lugar de protección para los casos que se necesite, un lugar de rehabilitación, ya se está trabajando con las ONG y fundaciones que trabajan en la defensa de los animales, para que la reubicación y el traslado de los mismos se lleve de manera correcta y segura”, además agregó que en el segundo semestre se procederá a la construcción de un Hospital para animales para atender la problemática que se presente. Paredes Urquiza sostuvo que hay una gran cantidad de animales que no pueden ser liberados por las condiciones físicas en la que se encuentran, por lo que se tendrá principal cuidado en las especies exóticas, y destacó “consideramos que debemos establecer un sistema de protección hacía nuestros animales, es una nueva orientación la que se va dar”. Consultado por si luego se trabajará en convertir una reserva natural indicó que para ellos se requiere de un nuevo espacio físico que brinde las características que requiere una reserva por lo que eso será una etapa posterior a la que se quiere llegar, se pondrá acento en la fauna propia de la región, de modo tal que se pueda hacer un trabajo científico y de colaboración, de mejora de especie. Por su parte el secretario general Heber Sirerol adelantó “nuestra idea no es seguir con el exhibicionismo de especies en un recinto sino más bien darle una utilidad desde el cuidado y la conservación trabajando mancomunadamente con áreas a nivel nacional, provincial y sobre todas las cosas con el tercer sector que es el más involucrado” y explicó que el objetivo es que todo aquel animal que puede ser liberado y llevado a su hábitat, se haga, y toda aquel especie que no es correspondiente a nuestra hábitat y fauna autóctona por ejemplo en el caso de los felinos, los monos, osos poder generar un registro nacional que permita el traslado terrestre a diferentes centros de mayor complejidad. Sirerol especificó que el parque cuenta con un promedio de 300 animales, y que luego de un proceso de auditoría, se constató que en 26 años de funcionamiento el zoológico no contaba con un registro de los animales, ni la habilitación necesaria para su funcionamiento, y comentó que por recomendación de la policía y la dirección de faunas nacionales se planteó la necesidad castración de mamíferos para evitar que se sigan procreando y generar así una súper población de especies. Sirerol anticipó que en cuanto a las aves se está trabajando en la posibilidad de hacer un aviario a cielo abierto "consideramos que se puede lograr en base a algunas pruebas que hemos hecho con águilas, de que teniendo alimento y agua pueden quedar libres en el parque", también anticipó que se evalúa la liberación de algunas culebras, principalmente con lo que respecta a la especie de la lampalagua, y también se considera la liberación de cóndores en la Quebrada de los Cóndores al sur de la provincia. La secretaria de Ambiente Municipal Romina Bruculo destacó el trabajo de diagnóstico que se realizó en las instalaciones y resaltó que el cierre se dará de manera paulatina y gradualmente teniendo en cuenta el bienestar de los animales "no solo se habla de relocalizar animales que están acostumbrados a estar en cautiverio, sino de ver las condiciones de los animales, de relocalizar espacios que si puedan como reserva garantizar la protección de las especies que están viviendo hoy en nuestro zoológico".
Publicar un comentario