viernes, 9 de septiembre de 2016

"LIBERACIÓN DE CÓNDORES NACIDOS EN CAUTIVERIO".

Durante la mañana del miércoles se presentó el trabajo en conjunto entre la Municipalidad de La Rioja y la Fundación Bioandina, para la liberación de un pichón de cóndor, nacido en cautiverio en el Centro de Rescate y Preservación Yastay. La Fundación Bioandina trabaja en la preservación y cuidado de la fauna, fundamentalmente en la protección de cóndores. Esta organización viene realizando un trabajo sostenido en la provincia desde hace tiempo, al que ahora se suma el Municipio.Al respecto, el director General de Políticas Ambientales de la Secretaría de Ambiente Mariano Delleperre expresó que “trabajamos con la Secretaría General para la refuncionalización y la conversión de nuestro ex zoológico Municipal en este nuevo centro de rescate y preservación Yastay, justamente para poder convertir el lugar y que sea un espacio de rescate y preservación de fauna autóctona, para ello hemos conectado con la Fundación Bioandina, especialmente con el Lic. Luis Jácome y la Lic. Vanesa Astore quienes son los responsables del programa de Conservación del cóndor andino en Latinoamérica”. En el Centro de Rescate y Preservación Yastay habita una pareja de cóndores que tuvo un pichón, el cual tiene un año. La idea es producir el traslado de este pichón para que pueda adaptarse a la vida fuera del cautiverio: “normalmente los cóndores se reproducen cada tres o cuatro años y esta pareja se reproduce en cautiverio todos los años y tenemos un pichón que tiene casi un año de vida y ellos van a venir a trasladarlo y llevárselo hacia la sede de la fundación Bioandina en el Eco Parque del Zoo de Buenos Aires, para hacer una rehabilitación y poder liberarlo más adelante, el año que viene después de una rehabilitación al cóndor en su hábitat natural” comentó Delleperre e informó que “este es un trabajo en conjunto con la dirección de Fauna de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, por lo tanto agradecemos la predisposición al trabajo que han tenido para poder generar el tránsito”. Por su parte, el director de la Fundación Bioandina Luis Jácome detalló que hay dos tipos de liberaciones posibles, dijo que “una de ellas son los rescates, con más de 16 liberaciones en la provincia y 160 que hemos hecho a nivel sudamericano” y la segunda tiene que ver con la liberación de este pichón, “lo llevaremos al centro de rehabilitación y cría en aislamiento que tenemos en el Eco Parque en la Ciudad de Bueno Aires, ahí estará formando grupo con cóndores de su misma categoría de edad y sin experiencia de vuelo. Luego van a viajar a Patagonia, donde ya tuvimos en este lugar 14 sucesos de liberación, con 48 cóndores liberados; ahí permanecerán dos meses y socializan con otras aves carroñeras del lugar.Posteriormente se convoca a toda la comunidad, se realiza la ceremonia, se abre la puerta y se lo deja volar; pero como no sabe volar, va a estar 4 meses aprendiendo como ir de un lugar a otro y como volar, por eso necesitamos dejar durante 4 meses dejarle comida para que lo encuentre a la mañana siguiente, seguirlo mediante transmisores de radio y satelital, toda una tecnología para poder hacer un esfuerzo enorme para que aprenda a volar”, explicó.“Una vez que aprende a volar –agregó- le toma un año independizarse de nosotros, es decir ya encuentra alimento por sus propios medios y empiezan a moverse más tranquilamente, pero le va a tomar 10 años de seguimiento a campo para saber que ya maduraron y que están en condiciones de formar una pareja y recién entonces van a empezar el proceso reproductivo, es decir que son 10 o 15 años para obtener cría a partir de uno de estos pichoncitos”.Jácome manifestó que lo importante es que “la comunidad de La Rioja sepa que venimos trabajando mucho en el tema de conservación de los cóndores y que tiene en el medio de la ciudad un espacio para repensar la conservación de la vida silvestre y el cóndor puede ocupar un lugar central dentro de esto”.Para finalizar, el director se mostró muy contento de poder trabajar en conjunto con la Municipalidad “sumando estos cóndores que están aquí en el nuevo Centro de Conservación Yastay”, dijo y reflejó que es importante que “revaloremos nuestra cultura porque hay mucho para aprender y delegar a nuestras futuras generaciones”.
Publicar un comentario