jueves, 22 de junio de 2017

LOS CANDIDATOS DE LAS PASO.


Los distintos partidos y frentes electorales se encuentran en pleno debate interno, para definir las candidaturas de quienes competirán en las Primarias de agosto. Son muchos los nombres que se mencionan y las negociaciones están al orden del día, considerando que el próximo sábado cierra el plazo de inscripciones. Los operadores políticos de cada sector con aspiraciones de conseguir alguna de las cinco bancas nacionales que se disputarán este año, no cesan en su labor de cerrar acuerdos, realizar propuestas y tirar nombres de dirigentes para especular con la reacción de la gente. Transcurren días decisivos, porque el sábado cierra el plazo de inscripción de candidatos para las PASO del 13 de agosto. El que siempre despierta mayor atención por sus características y por tratarse del partido oficialista, es el justicialismo que esta vez decidió conformar un frente para participar de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. Tanto el ex gobernador Luis Beder Herrera como el gobernador Sergio Casas, barajan todas las alternativas posibles para conformar la mejor lista que les asegure mantener la representación mayoritaria que hoy ostenta el partido gobernante riojano. Sucede que las tres bancas de senadores hoy le pertenecen al oficialismo provincial y, como mínimo, intentará quedarse con dos de ellas en octubre. La discusión en diputados será menos traumática, porque seguramente se dividirán una banca para cada uno de los dos sectores que mayores votos obtengan, pues la distribución en este caso es diferente a senadores, ya que se hace bajo el sistema D’Hont. El Frente Justicialista Riojano, en estos momentos se inclinaría por llevar una sola lista para senadores, que hasta ahora encabezaría el actual legislador Carlos Saúl Menem. Si bien es el hombre con mayores posibilidades e instalación en el electorado, dicho esto por la mayoría de las encuestas que circulan, hay muchos dirigentes que no están de acuerdo con la postulación del ex presidente, por considerar que ya cumplió un ciclo.Esta situación desvela a los “armadores” pejotistas, porque saben que no puede equivocarse en la selección, ya que de eso depende el éxito del comicio. Estos sectores que se oponen a la postulación del ex presidente, tampoco ven con malos ojos que sea el propio Beder Herrera quien encabece la lista, por la ascendencia que tiene sobre gran parte de la dirigencia, especialmente del interior provincial. Pero además de las cabezas de lista, serán muy importantes quienes secunden a estos candidatos, porque serán quienes traccionen votos para el frente. Debido a que se debe respetar el cupo femenino, las mujeres que entraron en la discusión para postularse al Senado, son dos intendentas: Florencia López y Silvia Gaitán. Ambas son incondicionales tanto de Beder como de Casas y pueden mostrar buenas gestiones en sus departamentos, Arauco y Chilecito, respectivamente. El tercer candidato titular podría ser propuesto por la Cámara de Diputados o también hay quienes se animan a mencionar una posible participación de Sergio Casas, que de este modo sumaría su buena imagen a la lista oficial. Tampoco hay que perder de vista a la actual senadora Teresita Luna, que por estas horas trata de definir cuál será la mejor estrategia para intentar retener su banca o pelear por uno de los dos lugares en la Cámara baja. Una de las posibilidades es que se presente para competir dentro del Frente Justicialista y dirima su participación contra Carlos Menem o quien sea el candidato oficial y la otra es aparece desde su partido propio. La tercera opción es encabezar la lista para diputados nacionales, haciendo un acuerdo de boletas con el FJR, pero nada está dicho todavía. Esta última postura, es la que mejor le cabe a la estrategia del oficialismo, que procura una sola lista para senadores y abrir el juego en diputados, donde aparece Tere Luna por un lado y otro referente puro, que podría ser Claudio Saúl o también Ricardo Quintela. Sobre la postulación del recientemente electo diputado provincial por la Capital, hay quienes entienden que no se deberían repetir nombres de la última elección, para que la gente no tome a mal este tipo de decisiones. El tercero en discordia dentro de este panorama, es el intendente Alberto Paredes Urquiza, que pretende hacer valer su caudal electoral conquistado el 4 de junio, aunque sabe a la perfección que con eso no le alcanza para pelear en las “ligas mayores”. No obstante, entiende que sus votantes podrían inclinar la balanza de esta disputa nacional y por eso escucha diferentes ofertas. La postura que mejor le cabe es no jugar de frente, por lo que no colocaría hombres suyos en las listas, pero sí podría “negociar” otras cuestiones, como por ejemplo el apoyo económico provincial. La foto con Sergio Casas, la semana pasada frente a la Residencia de Gobernadores, despertó ciertos interrogantes, sobre todo si significaba algún acompañamiento político, lo que no se descarta si avanzan ciertos compromisos planteados en esa oportunidad, aunque también se rumorea que desde Nación le pedirían a Paredes Urquiza, que acompañe a Cambiemos si quiere mantener el flujo de obras que financian desde el macrismo.

CAMBIEMOS DESHOJA LA MARGARITA:

Por el lado de la alianza Cambiemos-Fuerza Cívica Riojana, las cosas tampoco están muy claras, porque la puja entre radicales y referentes del PRO por los cargos más expectantes parece que dejará más heridos de lo esperado. El candidato puesto a senador es el actual ministro de Defensa, Julio Martínez, por su aceptación pública, y se intentará colocar a Inés Brizuela y Doria como su compañera de fórmula. Sin embargo, existen algunos reparos porque sería una dupla meramente radical, sin representantes del PRO con aspiraciones reales de alguna de las bancas. Además, el líder “boina blanca” pone demasiado en riesgo en una elección legislativa, pues una victoria lo posicionaría directamente al 2019, pero una derrota lo condenaría nuevamente, considerando que ya fracasó en tres oportunidades cuando compitió por la gobernación. La alternativa, en caso de no darse como se pretende, sería dejar que Brizuela y Doria encabece la lista de senadores o si perduran los cuestionamientos del macrismo, que la actual diputada provincial pase a competir por una diputación nacional y su lugar sea ocupado por alguna mujer del PRO. En este momento, la lista para la diputación provincial la estaría encabezando Julio Sahad, referente del PRO en la provincia y que no oculta ser el hombre ungido desde la Nación. Choca con el alto desconocimiento de su figura y porque hay otro militante PRO que pretende ese lugar, que es el empresario ambientalista Paulo D’Alessandro. En tanto, quien ya se abrió de este sector opositor es el ex intendente de Famatina, Ismael Bordagaray, que ante la falta de apertura de Cambiemos para dejarlo competir en las PASO, buscará la banca a diputado nacional por la alianza Una Rioja, que responde al esquema de Sergio Massa. Esta determinación de jugar con boleta corta, es decir sin candidatos a senador, será un problema más para Fuerza Cívica Riojana, porque el ex administrador del PAMI restará votos a esa coalición. Las próximas 72 horas serán decisivas para terminar de configurar las propuestas y si bien estos indicios pueden darse, la dinámica de la política y los posicionamientos podrían producir cambios de último minuto.
Publicar un comentario