miércoles, 25 de enero de 2012

“LA INDUSTRIA MINERA ES LA ÚNICA QUE TIENE UNA LEY AMBIENTAL ESPECIFICA”.

El técnico en minería Vicente Marino, de Río Negro, expresó que “la industria minera es la única que tiene una ley ambiental específica” y que si una empresa no la cumple tiene que irse o cerrarse. Marino sostuvo además que las manifestaciones de los vecinos de Famatina “es publicidad” y aseguró que la discusión sobre el uso del cianuro es un pretexto. Las declaraciones del especialista fueron realizadas en diálogo con El Vespertino de Radio Seis, donde Marino manifestó su posición a favor de la actividad minera. Al respecto, se refirió a la preocupación que despierta en la población la posible contaminación. "Ni la actividad minera ni la industria deberían trabajar si produjeran contaminación" expresó y afirmó que "la industria minera es la única que tiene una ley ambiental específica" y que "si una empresa no la cumple tiene que irse o cerrarse". "La minería no tiene que contaminar, o se hace minería dentro de la ley o no se hace", subrayó y sostuvo que la clave radica en los controles. "Entre controlar y prohibir, opto por controlar que es una función a la que el Estado no puede renunciar”, sostuvo. En la nota que hoy publica el sitio digital informativo Bariloche 2000, el especialista en minas, lamentó que no se oigan voces de las mineras que expliquen cómo se realiza el proceso,  aseguró que "no hay información suficiente" y que se plantean "opciones falsas" y "equivocadas". "Si me dan a elegir entre un vaso de agua y uno de cianuro o entre mi hijo y la minería es obvio lo que elijo, son opciones falsas", definió. Según aseguró el técnico minero, por cada m3 de agua se usan 100 gramos de cianuro y esto "no es 1m3 de cianuro". Para Marino, la discusión sobre el cianuro "es un pretexto" porque "se mezclan muchos intereses y factores" e instó a que se pongan sobre la mesa y se debatan; al tiempo que advirtió que "hay información que hay que tomar con pinzas porque no es completa ni confiable". Cuestionó a la legisladora Magdalena Odarda o la misma Iglesia Católica de utilizar el "protagonismo mediático" que les da el tema y que "no tendrían de otra manera". Afirmó también que las manifestaciones de los vecinos de Famatina, en la provincia de La Rioja, es "publicidad". "Se mezclan muchos intereses en el cuestionamiento y no puede haber una sola respuesta, tiene que haber una para cada actor social" expreso y agregó que la preocupación social "es válida" pero tiene que ser "tanto para la minería como para todo". Marino separó la actividad minera metalífera de la no metalífera y señaló que la segunda requiere grandes inversiones y produce grandes ganancias por lo que sugirió que la provincia de Río Negro debería tener su propia empresa minera estatal. "Se tiene que discutir todo y uno tiene que hacer el mejor negocio posible. Esta provincia tiene que tener una minera provincial para participar de los proyectos desde adentro porque hay muchas alternativas para explorar y discutir", definió. Indicó además que la riqueza minera de los campos de la provincia es "potencial" y que requiere de inversiones para "encontrar minerales importantes". "Para generar recursos hay que invertir para ver si se puede explotar. Si no, invertí plata y llegué a la conclusión de que no es negocio", evaluó y lamentó que en Río Negro no hay "capitales de riesgo" sino "rentistas" que quieren la ganancia asegurada. Finalmente, definió que la derogación de la ley que prohibía el uso del cianuro y el mercurio en el territorio provincial "fue una acción política no sencilla y válida".