viernes, 13 de mayo de 2016

ADVIERTEN QUE LA FIGURA DEL "ARREPENTIDO" ALCANZA A IMPUTADOS EN CAUSAS DE LESA HUMANIDAD.

El secretario de Derechos Humanos de la provincia, Délfor "Pocho" Brizuela, advirtió que el Gobierno nacional está poniendo "cuñas" para resentir y destruir las bases institucionales de memoria, verdad y justicia, mediante la nueva figura penal. Afirmó el funcionario que la introducción, entre gallos y medianoche, de la "figura del arrepentido", en un artículo de la Ley que está debatiéndose en la comisión de legislación penal, en la Cámara de Diputados de la Nación, no solo alcanza a casos de corrupción, sino que también a imputados y condenados en causas de lesa humanidad, "poniendo así en 'jaque' los avances que se han conseguido, gracias a la lucha perseverante de organismos de DDHH y que han logrado que Argentina sea un ejemplo en el mundo". "De no advertirlo, hubiese pasado como si nada, una modificación que ratifica la sensación de que al actual gobierno no le importan las políticas de Memoria, Verdad y Justicia", sostuvo Brizuela. Agregó también que estas acciones no hacen más que evidenciar el desprecio a los tratados internacionales y convenciones, e incorpora en la agenda "la teoría de los dos demonios", que – a entender del funcionario- "creíamos sepultada para bien de la democracia y la justicia anhelada, y que lenta y trabajosamente estamos consiguiendo". Asimismo continuó: "Se suma a esta confesión de hecho de referentes y operadores del gobierno nacional, la reunión a escondidas del ministro de Justicia Garavano, con una inocultable exponente de la apología de la dictadura y el terrorismo de Estado, crítica acérrima de las conquistas de nuestra democracia como es la Sra. Cecilia Pando". El referente provincial de los DDHH señaló que son muchos dichos y hechos que van sumándose, desde la asunción del nuevo gobierno, "como aquellas expresiones provocativas y reaccionarias de Lopérfido", a estas cuestiones "gravísimas" que -sostiene el funcionario- amenazan, con "echar" por tierra la institucionalidad jurídica y ética de una democracia con memoria, verdad y justicia que "el pueblo argentino conquistó y consolidó".
Publicar un comentario