jueves, 27 de abril de 2017

CHAMICAL: ELÍAS SE PASARÍA A LAS FILAS DE CAMBIEMOS.


El intendente de Chamical, Daniel Elías, finalmente habría dado el portazo y se cruzó a las filas del “macrismo” - Cambiemos. Lo había anticipado con fuertes críticas al Gobierno provincial en su medio radial y en su cuenta oficial de Facebook. Lo que era un rumor generalizado que indicaba que el jefe comunal Daniel Elías estaba más cerca del sector político “macrista” de Cambiemos que del propio partido que lo llevó por dos veces a la intendencia de Chamical, ya es prácticamente un hecho. Sus últimas declaraciones periodísticas con fuertes críticas al gobernador provincial, Sergio Casas, sus ministros, y hasta reiterando críticas al actual diputado nacional y ex gobernador Luis Beder Herrera, daban cuenta de su acercamiento al oficialismo nacional. Esto, abonado también a partir de sus últimos encuentros con la legisladora Karina Molina, quien habría servido de nexo para finalmente “encallar” en el nuevo sector cuyo máximo referente provincial es el ministro de Defensa, Julio Martínez. Justamente, este último no estaría para nada contento con la nueva “reincorporación” a decir de sus más allegados en esta ciudad que recuerdan el “engaño del negro” al principal referente con quien compartió “boleta” cuando se postuló a diputado provincial, años atrás. Lo cierto es que, con críticas, apodos y hasta falta de respeto a la figura del Gobernador, el verborrágico intendente se refirió en sus declaraciones a la falta de obra pública en este departamento y en Los Llanos de la Provincia. Al parecer, la incursión del ministerio de Infraestructura a pedido de la comunidad y de los diputados provinciales Castro, Rodríguez y Brizuela para dar solución y “limpieza” a problemáticas como el desagüe de La Defensa y el arreglo de las calles totalmente destruidas, fueron el detonante para que el intendente terminara de romper filas, “revoleara” las medias y terminara por salpicar a cuanto ministro y autoridades provinciales se le viniera a su cabeza. Elías, ya venía mostrando esa intención en medio de una crisis institucional sin precedentes en este departamento, con reclamos permanentes de la sociedad que van desde la falta de prestación de los servicios normales que deben brindarse, hasta sospechas de corrupción y desvíos de fondos públicos que llegan al departamento. Para defenderse, el intendente terminó por elegir la denuncia permanente de quienes no están “alineados” a su proyecto político, con descalificaciones e improperios que distan largamente de la formación y educación que debería predominar en un jefe comunal. Con más errores que certezas, y dedicado de manera exclusiva a hacer política que a gobernar, Elías iniciará un nuevo camino, esta vez hacia un espacio al que hasta hace unos días despotricó. Sólo bastará saber si desde allí logra en primer lugar, acomodarse en un lugar que parece adverso y luego poner de pie a un Chamical cada día más abandonado y lejos de lo que supo ser: uno de los departamentos más prósperos de la geografía provincial.
Publicar un comentario