lunes, 27 de febrero de 2012

"LA CANTIDAD DE AGUA UTILIZADA EN MINERÍA ES MUY INFERIOR A LA QUE SE UTILIZA EN LA AGRICULTURA".

El profesor Mario Félix, investigador principal de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) bonaerense, rechazó los argumentos sobre el uso de agua que genera esta actividad y señaló que la demanda de una mina, "no supera a la de una finca para el riego de su producción. La cantidad de agua que utilizan es ínfima en relación a la cantidad de agua que se utiliza para riego”, subrayó, y puntualizó que en sus investigaciones sobre el tema no ha encontrado "jamás que hubiera un problema con el consumo de agua”. Félix, profesor titular de Química Inorgánica de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), señaló también la necesidad de “poner en perspectiva” la industria de la minería a cielo abierto y en ese sentido desestimó los cuestionamientos al uso del cianuro porque se trata de un elemento que “no produce ningún problema” en la naturaleza. El especialista afirmó que con la minería a cielo abierto “estamos ante una cuestión similar a la que se nos presentó con la celulosa”, cuando se cuestionaba la instalación de la planta de la ex Botnia en Uruguay, y puntualizó que al analizar la composición de los minerales en la Tierra, se advierte que “no existe en el planeta un solo mineral que tenga cianuro como componente”. “Podemos encontrar sulfatos, carbonatos, nitratos, pero no cianuratos”, dijo, y explicó que ello se debe a que el cianuro es un ácido muy débil y volátil que se oxida fácilmente con la luz solar y el nitrógeno del aire. Félix recordó en declaraciones a radio Continental que el cianuro “es un elemento muy importante, que tuvo mucho que ver con el inicio de la vida en la Tierra” y que actualmente se produce en grandes cantidades para la industria textil. “El 80 por ciento del cianuro se utiliza en la industria de los tejidos no celulósicos y las plantas que lo emplean lo manipulan en grandes ciudades, donde están instaladas”, explicó. El investigador desestimó con ello los perjuicios contaminantes que se le endilgan al empleo del cianuro en la minería y señaló como ejemplo de ello la extracción de cobre que se realiza en Chile con esa metodología y la particularidad de la localidad de Waihi, en Nueva Zelanda, que creció en torno a “Martha”, una mina aurífera a cielo abierto, en la que se emplea sin perjudicar el turismo, la pesca y otras actividades de su población. Félix puntualizó finalmente que en las plantas mineras el cianuro “es debidamente tratado y reciclado” y los restos que quedan “son fácilmente destruibles por métodos de oxidación”.